Bariloche, lunes 18, noviembre 2019
   │  » Ver pronóstico

Noticias de hoy

Bariloche es la ciudad rionegrina donde más vasectomías se realizan

Aunque Río Negro hizo punta al convertirse en el año 2000 en la primera provincia que sancionó la ley de anticoncepción quirúrgica -vasectomía entre ellas- la cantidad de prácticas que se realizan año a año, se encuentra en una meseta desde hace una década.

En mayo de 2001, las dos primeras vasectomías que se realizaron en todo el país, se hicieron en Río Negro, más precisamente en Villa Regina. El año pasado, en la ciudad que fue pionera en la Argentina, sólo se realizó una intervención quirúrgica.

Hoy, la estadística indica que cada 37 ligaduras de trompas en mujeres, realizan sólo una vasectomía. Con números más crudos: en el 2018 se hicieron 880 ligaduras de trompas contra 28 vasectomías.


Según el área de salud Sexual y Reproductiva de la provincia, la principal traba en el acceso al método de anticoncepción masculino responde a un tema cultural. “Es cultural y tiene que ver con el machismo. La mujer consulta más, está mas ligada a todo su aparato reproductivo, sobretodo las mujeres que maternan”, dice Seleny Welke, responsable del área de salud reproductiva de la provincia de Río Negro.

Por estos días, la Legislatura de la provincia lanzó una campaña en los medios para intentar equiparar esas cifras.

“Atravesaste embarazos, partos, tomaste pastillas anticonceptivas, te pusiste un DIU, te ataste las trompas. Siempre te tocó poner el cuerpo (dice una voz femenina). “Los varones también podemos poner el cuerpo (habla un varón). La vasectomía es un método seguro. Que la anticoncepción sea una responsabilidad compartida, en una sociedad más igualitaria”, cierra el aviso radial y televisivo que busca remontar la meseta de las estadísticas.
El 2019, en alza

Del total de vasectomías que se realizaron en la provincia durante 2018 , 20 de ellas se hicieron la Zona Andina, en el hospital Ramón Carrillo de Bariloche (12 corresponden a El Bolsón y 8 a Bariloche).

En lo que va del 2019, podría haber un incremento. Al menos, en el hospital público de Bariloche realizaron en promedio unas 4 vasectomías por mes, aseguran los profesionales del Servicio de Urología del hospital público, conducido por Marcelo Sandoval.
Algunas cifras

9
vasectomías se hicieron del 2012 al 2018 en la Zona sanitaria que abarca a Allen, Roca, y Regina.
500.000
intervenciones al año se realizan en los Estados Unidos. Y en Chile, según el Ministerio de Salud, se hicieron 5.000 en los últimso 3 años.


Lo definen como un método quirúrgico anticonceptivo, una cirugía de baja complejidad en la que se ligan los conductos deferentes (que llevan los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra) y de esta forma, los espermatozoides no pueden salir de los testículos.

El ámbito privado tampoco es ajeno a la tendencia en aumento de las vasectomías e incluso, registran muchos más casos que el sector público.

Los médicos especialistas puntualizan que “técnicamente es más simple una vasectomía que una ligadura de trompas. Con esta última, el tipo de acceso es abdominal y la vasectomía es algo superficial. Son dos incisiones en la piel del escroto”.
“Como una siesta”

Sebastián Feher acaba de cumplir 40 años y tiene tres hijos. Dos años atrás, se sometió a una vasectomía. “Fue por motus propio después de ver a mi mujer atravesar tres partos. La ligadura de trompas era más compleja. Tenían que intervenirla”, relató.

“Un amigo me dijo que era sencilla, que no duraba más de media hora. Así que saqué turno y fui a averiguar. Pero cuando ya estaba listo para la intervención, mi mujer me dice que no estaba del todo decidida. Esperamos un año porque no queríamos que apareciera un cuarto”, recordó Feher y aseguró que su intervención duró no más de media hora.

“Fue como una siesta. Cuando me desperté, ya habían terminado. Estoy orgulloso de la decisión que tomé”, dijo.

Lo que más influye en la decisión es el boca en boca. Operás, por ejemplo, a compañeros de fútbol, compañeros de trabajo”.
Santiago Rey, médico urólogo.


El médico urólogo Fernando Colángelo, del hospital Ramón Carrillo, recalcó que “aún hoy, hay mucho prejuicio con las vasectomías: si seguís teniendo erecciones, si sale el semen, si hay orgasmo, que se hinchan los testículos, que va a doler. Hay temor y desinformación. Lo que más ayuda es la información”.

“El aumento de cirugías, agregó, tiene que ver con más información y el boca en boca: la gente que se lo hace le comenta a otro que le fue bien y es simple”. Los médicos del Servicio de Urología concuerdan en que de 10 pacientes con intenciones de practicarse una vasectomía, 9 terminan concretándola.

Quienes más optan por este método son hombres de 40 años que ya tienen hijos. La minoría son pacientes jóvenes sin hijos. En esos casos, los médicos coinciden en que la charla es un poco más extensa.

“Somos muy claros en que es irreversible. Siempre aclaramos que existen otros métodos anticonceptivos que no requieren una decisión tan radical como esta. El preservativo también evita el embarazo y puede postergar la decisión”, detalló el médico urólogo Santiago Rey, integrante del equipo del hospital zonal.


Colángelo insiste en que “el paciente debe entender que existen otros métodos anticonceptivos. Por eso, nunca le damos fecha para la cirugía ese mismo que lo vemos. Hay por lo menos, tres encuentros: la primera vez para que lo piense, vuelve por el prequirúrgico y después, ponemos fecha”.

“Es una cirugía menor, breve y generalmente es ambulatoria. La recuperación suele ser bastante rápida pero no deja de ser una cirugía y puede haber dolor, hematomas o infección. Solo hay que disponer de una semana para estar tranquilo y recuperarse”, agregó Rey.
Desterrando mitos

Los profesionales aseguran que el mayor desafío es desterrar algunos mitos. “La vasectomía no afecta en la vida sexual, la erección, el orgasmo y el volumen eyaculador. El paciente no siente un cambio. Lo que va a tener es un semen sin espermatozoides”, expresó Colángelo.

A la semana de la intervención ya es posible mantener relaciones sexuales aunque “cuidándose” durante dos o tres meses hasta realizar un espermograma de control.

Los médicos advierten que la vasectomía no previene enfermedades de transmisión sexual. Es un método “netamente anticonceptivo”.
Por primera vez, las consultas superaron a las de ligaduras

Las consultas sobre vasectomías en la línea gratuita sobre salud sexual de la Secretaría de Salud de Nación superaron en 2018, por primera vez en 9 años, a las que se hicieron sobre ligadura de trompas, según datos suministrados por ese organismo.

El servicio telefónico 0800saludsexual se habilitó en 2010 y el año pasado recibió 580 llamados solicitando información sobre ligadura de conductos deferentes o vasectomía, mientras que fueron 354 los relacionados con ligadura tubaria.

Decimos que es prácticamente irreversible porque la reversibilidad se da dentro del año. La tasa de que vuelvas a concebir es menor al 20%. Después del año, esos valores decrecen mucho más”.
Fernando Colángelo, médico urólogo.


Según el recuento oficial, la tendencia se mantuvo en enero de este año, donde hubo 58 consultas sobre el método anticonceptivo masculino y 27 sobre el femenino.

“El crecimiento sigue y creemos que es gracias al trabajo que venimos haciendo en las consejerías de salud sexual y reproductiva”, dijo la ginecóloga Silvia Oizerovich, directora de Salud Sexual y Reproductiva (SSyR) de Nación.

La práctica para hombres es gratuita en el país desde 2006, cuando entró en vigencia la ley 26.130 que norma el Régimen para las Intervenciones de Contracepción Quirúrgica.

Sin embargo, las cifras oficiales indican que sólo 142 hombres se hicieron una vasectomía en 2017, según el último dato con el que se cuenta.

Si uno piensa que puede cambiar de opinión, lo ideal es buscar otro método anticonceptivo”.
Fernando Colángelo, médico urólogo.


La directora de SSyR consideró “importante” que la información sobre el método “esté disponible también en los consultorios de medicina generalista y familiar”.

Para Oizerovich, la práctica no es habitual porque “hay una cultura que hay que cambiar relacionada a que el cuidado anticonceptivo tiene que ser responsabilidad de las mujeres. A medida que vamos tomando los derechos sexuales como derechos humanos, entendemos que una decisión informada y el compromiso de todas las personas, nos hace una mejor sociedad”.
La ley del año 2000 que fue pionera en la Argentina

Río Negro se convirtió, el 12 de octubre de 2000, en la primera provincia del país en permitir la esterilización quirúrgica en hospitales públicos, ya sea por la ligadura de trompas en la mujer o la vasectomía en el hombre. Hubo que esperar 6 años hasta la ley empezó a regir en todo la Argentina.

A partir de la aprobación, la ligadura de trompas y la vasectomía quedarán autorizadas para toda persona “capaz” y “mayor de edad” que lo requiera formalmente, con el único requisito previo de que otorgue su consentimiento informado.


Arriba
© Copyright 2006-2018 Barilochense.com - Todos los derechos reservados

Desarrollado por: foto-grafica-web
Barilochense.com no se hace responsable y puede no compartir ideológicamente con las notas y opiniones aquí publicadas.