Bariloche, viernes 16, noviembre 2018
   │  » Ver pronóstico

Noticias de hoy

El municipio no tiene fondos y postergó la construcción de dos gimnasios

La construcción de dos nuevos gimnasios municipales que se sumarían a los tres ya existentes quedó suspendida hasta nuevo aviso desde que se cayó el proyecto que ataba esas obras a un aporte de la empresa Catedral Alta Patagonia. El municipio carece de “plan B”.

Uno de los complejos iba a estar ubicado en el barrio Alborada y el otro en el barrio El Cóndor, junto al gimnasio municipal 3.

Capsa se comprometió a entregar al municipio 8 millones de pesos para destinarlos a esas obras bajo la figura de la “responsabilidad social empresaria”, como parte de la prórroga de la concesión en el cerro Catedral hasta 2056. La ordenanza fue aprobada en abril pero el contrato quedó sin firmar por decisión judicial.

Ante la ausencia de ese aporte y la incapacidad para levantar los gimnasios con presupuesto propio, el municipio decidió frenar la construcción.

Fuentes del gobierno municipal admitieron que el déficit de infraestructura deportiva es enorme pero por ahora no hay recursos para poner en marcha esos proyectos. El gasto en salarios se lleva más del 80% del presupuesto y el margen para realizar obra pública es insignificante.

Esto a pesar de que el contrato fallido con Capsa indicaba en su cláusula 15 que la empresa realizaría el aporte económico de 5 millones “para colaborar con la finalización de la construcción de los gimnasios municipales 4 y 5”. Y agregaba que si esa suma resultaba insuficiente, “la concesionaria se compromete a realizar los aportes necesarios para la concreción de las obras conforme planos oportunamente presentados hasta la suma de 8 millones”.

El texto da a entender que el comienzo de los trabajos serían responsabilidad del municipio, pero hasta ahora no hubo avance alguno.

El coordinador de obras del municipio, Andrés Rodríguez, dijo que ya existen estructuras de vieja data en los dos emplazamientos elegidos, que fueron “verificadas” y se realizaron tareas de limpieza. También señaló que los papeles y planos “actualizados” están listos para iniciar los trabajos “apenas ingrese el dinero”.

Señaló que el gimnasio del Alborada, ubicado en Diagonal Gutiérrez y Castex, estará destinado a la práctica del box y artes marciales, mientras que el que irá en El Cóndor será una alternativa para los deportes que afectan el piso flotante del gimnasio 3.

“Esta demora con el tema Catedral nos recontracomplicó”, dijo Rodríguez, quien aseguró que las obras demandarían ocho meses.

La suma comprometida por Capsa no sería significativa, si se la compara con el gimnasio que consturirá la provincia en terrenos de la Universidad del Comahue, que tendrá 1.800 metros cuadrados y demanda una inversión de 62 millones de pesos.


Arriba
© Copyright 2006-2018 Barilochense.com - Todos los derechos reservados

Desarrollado por: foto-grafica-web
Barilochense.com no se hace responsable y puede no compartir ideológicamente con las notas y opiniones aquí publicadas.