ENTRAR
identificarme


Click aquí para registrarte
¿Olvidaste tu clave?

Bariloche, viernes 04, diciembre 2020
   │  » Ver pronóstico

Noticias de hoy

El Municipio analiza permitir la circulación hasta las 21

El intendente Gustavo Gennuso comentó que “se está evaluando la situación, ya que el Gobierno Nacional está muy preocupado porque Bariloche es el primer lugar de preventa en todo lo que es turismo. Entonces, nos llaman los ministros nacionales y nos dicen que tenemos un problema, porque hay un número alto de casos, aunque estable. Quizás para la circulación interna de la ciudad puede aguantárselo, pero con la apertura del turismo van a venir miles de personas”

“En este contexto, hicimos una consulta muy informal con sectores comerciales y empresariales y el árbol no les deja ver el bosque. Consultamos si hacemos una restricción horaria una semana, para disminuir la circulación y todos nos dicen que no son ellos quienes producen los contagios y claro, nadie lo produce, sino que es la circulación la que aumenta las posibilidades de contagio”, consideró.

“A mí no me preocupa el número de casos en la situación normal de la ciudad, porque lo veo bastante estable. Pero sí asumo la preocupación del gobierno nacional. Entonces, quizá será pertinente hacer un parate de una semana, con algunas restricciones aunque no muy profundas. Una o dos horas antes de cortar la circulación en la ciudad, que en vez de a las 23 sea hasta las 21, algo así es lo que estamos analizando. Pero queremos que sea consensuado”, prosiguió.

“Cuando digo que el árbol no nos deja ver el bosque, es que estamos todos luchando por un bien mayor que es el ingreso del turismo. Para que el turismo venga tenemos que asegurar algunas condiciones, sino corre riesgo nuestra propia temporada. Tal vez es más fácil hacer la restricción horaria que nos permita aliviar la situación ahora que no hay turismo, y no tener el lio cuando esté el turismo, que va a hablar todos, que vamos a estar expuestos en todo el país y el mundo, entonces nos preocupa que no se pueda ver esa situación desde los sectores del trabajo”, reflexionó.

E insistió: “Las decisiones son consensuadas, desde hace muchos meses venimos consensuado cada decisión con los sectores involucrados y por eso hemos podido avanzar tanto. Hemos hecho controles más exhaustivos estos últimos días y no encontramos grandes problemas, por ejemplo, en los restaurantes o cervecerías, no están haciendo las cosas mal. El tema es la circulación alta que hay. Eso es lo que hay que entender”.

“Estamos analizando la situación minuto a minuto. Con la gobernadora Arabela Carreras pensamos muy parecido, estamos en el mismo camino los dos. Tenemos que pensar qué privilegiamos, si el ahora o la temporada de verano. Por eso hay que tomar decisiones a tiempo, pero imponer cosas a mano militar, no tiene mucho sentido”, continuó diciendo Gennuso.

Añadió que: “Nosotros hemos tomado determinaciones duras para cerrar y siempre estuvimos acompañados, así como en las aperturas, pero siempre consensuadas. Bariloche fue una de las primeras ciudades en abrir, fuimos de los que más arriesgamos y lo pudimos sobrellevar. Por eso no estoy con temor ni nada, sé lo que podemos hacer y lo que no”.

“Pero en materia turística, hay que mirarlo de afuera, no sólo por nosotros sino por los turistas que van a venir. De eso trato de convencer a los sectores turísticos, que nosotros tenemos que ser y parecer en cuanto a los cuidados que debemos tener”, manifestó el intendente.

Consideró que el rubro gastronómico es al que más afectaría un recorte en la restricción horaria. “Lo entendemos. Pero no decimos siete mes de cierre, sino una semana un poquito antes. Porque ya tenemos medido, que cuando baja la circulación nocturna, rápidamente baja la cantidad de casos, eso está sistematizado. Se ve el resultado a los 10 días. Entonces, en la previa a la apertura turística nacional, me parece importante dar una señal del compromiso de tiene Bariloche con el cuidado de la salud”, dijo al respecto.

Finalmente, Gennuso expresó: “No nos preocupa tanto la situación, porque las altas y las bajas son muy parejas. No es una curva exponencial, pero hay una alta cantidad de casos y eso implica un alto uso de las camas. Entonces, si pensamos que en enero tendremos 25 mil personas más en la ciudad, tenemos que estar preparados para cubrir esa demanda. Y hay que saber que cuando los turistas eligen dónde ir, también miran cómo está la situación en la ciudad, cuantas camas y casos hay”.


Arriba
© Copyright 2006-2018 Barilochense.com - Todos los derechos reservados

Barilochense.com no se hace responsable y puede no compartir ideológicamente con las notas y opiniones aquí publicadas.