Bariloche, miércoles 11, diciembre 2019
   │  » Ver pronóstico

Noticias de hoy

Polémica en Bariloche: ¿La calle Mitre está terminada?

Ayer se cumplió el plazo que el lunes había anunciado el intendente Gustavo Gennuso para que la empresa que construye las mejoras de la calle Mitre terminara los trabajos. Sin embargo, los obreros seguían rompiendo y volviendo a tapar, hay agujeros de propósitos inciertos y versiones de todo tipo, alimentadas por la falta de información.

La obra la realiza la empresa Insersan SA y la controla el municipio con inspectores propios aunque está a cargo de la Unidad Ejecutora de Coordinación y Ejecución de Financiamiento Externo, que pertenece al Ministerio de Economía de la provincia, pero funciona en Buenos Aires.

A pesar de que ayer eran visibles las tareas inclusas, la falta de mobiliario urbano y activación de luminarias, el jefe de Gabinete, Marcos Barberis, confirmó que se haría el acta de terminación de la obra que ejecutó Insersan porque de lo contrario a partir del lunes comenzarían a correr las multas. El funcionario explicó que hay una obra paralela, de Aguas Rionegrinas (ARSA), que es la que no tiene culminación y le “restan algunos detalles por terminar”.

En el gobierno local señalan que la obra de ARSA, que debió renovar la cañería de agua potable, no estaba prevista y demoró las tareas. Hasta hace una semana continuaban rompiendo veredas para instalar medidores.

Esta semana, Mitre se habilitó al tránsito, con reductores de velocidad en cada intersección, y con bolardos en toda su extensión para evitar el estacionamiento. El uso de la arteria finalmente quedó mixto, para automovilistas y peatones, y está restringido el paso para vehículos pesados.

Tras cuatro años de obras, los comerciantes están indignados y al mismo tiempo resignados: “Lo que van a entregar es una obra inconclusa, es un papelón, no está terminada pero quiero que se vayan y nos dejen trabajar porque nos han generado un daño enorme”, dijo ofuscado Martín Odriozola, un comerciante inquilino de uno de los tantos locales de Mitre.
Este sábado realizaban tareas en una de las veredas de la calle Mitre.

“Es doloroso porque si en el centro de la ciudad, a la vista de todos, hicieron este mamarracho, no me quiero imaginar cómo hacen las obras en los barrios”, agregó Odriozola, quien indicó que con solo caminar la calle se detectan baldosas sueltas en las veredas, grietas parchadas en el nuevo hormigón y falta de luminarias, entre otros problemas.
Dato

1.385 días
pasaron desde que comenzaron las obras de remodelación de la calle Mitre, el febrero de 2016.

El costo final de la obra, que financia el Banco Interamericano de Desarrollo, también es un misterio.

La primera licitación que se otorgó a Planobra en agosto de 2015 fue por 59 millones de pesos. La segunda adjudicación que se dio a Insersan el año pasado, se concedió por otros 60 millones de pesos pero es posible que haya tenido este año redeterminación de precios por la devaluación.
En la calle Mitre ya se permite el tránsito vehicular.

La obra arrancó en febrero de 2016 pero a mitad de camino la empresa constructora, Planobra, abandonó los trabajos. Cuando se relicitó y ganó Insersan, se supo que el trabajo no sólo se había atrasado sino que además se había hecho mal.

Hubo que levantar las seis cuadras de adoquines asentados sobre una cama de arena y cemento, y ensayar un hormigón con dibujo que no convenció a nadie.

La solución fue la más tradicional, un hormigón alisado, pero aun así paños enteros debieron levantarse a fuerza de martillo hidráulico y hacerse de nuevo.

También hubo replanteos con las cañerías soterradas, lo que obligó a abrir zanjas en la vereda, y se solucionó la omisión original de las baldosas que marcan el camino para personas no videntes.
 


Arriba
© Copyright 2006-2018 Barilochense.com - Todos los derechos reservados

Desarrollado por: foto-grafica-web
Barilochense.com no se hace responsable y puede no compartir ideológicamente con las notas y opiniones aquí publicadas.