ENTRAR
identificarme


Click aquí para registrarte
¿Olvidaste tu clave?

Bariloche, domingo 18, abril 2021
   │  » Ver pronóstico

Datos del Anunciante

Parabatai Literario



Parabatai Literario

Mandela y el Rugby

Mandela y el Rugby





 “El Scrum es muy simbólico. Se basa en la unión de los brazos de 8 jugadores que empujan como 1”

Una vez alguien opinó:
La India es un fiel reflejo del desorden organizado. Bajo el concepto que “todos somos uno”, los ciudadanos se mueven dentro de un enjambre completamente desorganizado pero profundamente armonioso. Esto se refleja, entre lo trágico y lo cómico, en el tránsito de los vehículos, donde quizás en ánimos de simplemente encontrar algo de sombra, los conductores son capaces de transitar por la acera. Así y todo, no hay choque ni accidentes fatales. El enjambre es tan perfectamente armonioso que permite la circulación desordenada en un orden que evita la tragedia.
En contraposición, Sudáfrica es un país donde los choques fatales en sus transitadas y ordenadas autopistas suelen asombrar a los visitantes. “No puedes salir a caminar solo porque corres el riesgo de ser maltratado y hasta violado”.

¿Por qué la diferencia entre una y otra forma?
En India se vive bajo el concepto de “todos somos unos”.
Por el contrario, África fue un continente esclavizado y encadenado y su cultura por muchos años mutilada. Es por ello que el ciudadano sudafricano ha, por muchos años, sido sometido a la violencia, al choque y a la diferencia. La diferencia entre la raza blanca y la raza negra, la diferencia entre la cultura originaria y la introducida, diferencias que llevaron al odio, a la desidia y al quiebre de lo principios de convivencia.
Nelson Mandela sufrió las consecuencias de la tragedia ocasionada por este quiebre. Por más de 30 años fue sometido, maltratado y hasta ultrajado por sus “enemigos” de raza blanca.
Al ser liberado tuvo la oportunidad de elegir el camino de la venganza con la idea de castigar a sus tan blancos enemigos. Madiba sorprendió al mundo al mostrar un Alma llena de amor, comprensión y compasión, en vez de la que podría haber sido justificada sed de venganza.
Su libertad hizo que se encontrara con un pueblo quebrado y dividido. La pregunta es, ¿por qué Mandela eligió el Rugby para unir a su pueblo?
Tomando estrofas del poema “Invictus” de William Henley escrito en 1875, una de las obras literarias que Mandela confesó haberlo apoyado durante sus oscuras noches, y a través de la conversación con un gran amigo jugador de rugby, intentaré reflejar por qué el deporte logró unir un pueblo en desidia.

El entrenamiento del deporte cuenta con dos ejes muy marcados, Por un lado el físico, no obstante, el eje más importante recae en lo emocional y conductual.
Tomás Lamota, jugador de rugby, nos cuenta que uno de los primeros principios que se enseñan en el deporte es el principio de hermandad.


“Cuando entrás a la cancha, ya sea para entrenar o jugar un partido, no existen las diferencias económicas, de color de piel ni diferencias en las cualidades físicas. Todas las cualidades, tipos de fortaleza y de destreza son útiles y utilizables. Por esto el rugby es un deporte integrador. Al ser integrador genera respeto, fidelidad y un sentido de pertenencia muy grande”.


GA: en relación al respeto, siempre me llamó la atención el increíble e inamovible respeto que los jugadores tienen hacia los referí. Jamás he visto a un jugador de rugby quejarse por una sanción y menos que menos gritarle a un réferi. ¿Por qué es esto?
TL: creo que lo primero que te enseñan en cuanto a reglamento es que un insulto al réferi significa 99 años de sentencia. 99 años sin poder pisar una cancha. Por ende, si insultas o cuestionas a un réferi, significa que nunca más vas a poder jugar al rugby.
GA: he presenciado y he visto por televisión muchos partidos y no recuerdo haber visto peleas entre contrincantes. ¿Está relacionado a lo que nos acabas de contar?
TL: sí, en gran parte es eso. Por otro lado, hay una frase muy famosa que dice “El rugby es un deporte de animales practicado por caballeros”. Esto es algo que en los entrenamientos está muy presente. Y me viene a la cabeza algo que me pasó cuando era chico, cuando recién empezaba a jugar. Estaba jugando un partido y me peleé. Cuando terminó el partido mi papá me llamó y enojado me dijo: “si tenés ganas de pelear te mando a boxeo. El rugby no es para pelear”. Imaginate lo que fue que mi papá, ex jugador de rugby (así como también lo fue su padre, o sea mi abuelo) te diga algo así a los 10 años… son cosas que te marcan. Así como mi papá me trasmitió eso a mí, así como me lo trasmitieron mis entrenadores, yo hoy lo trasmito cuando entreno y enseño a jugar.
GA: ¿crees que la elección de Mandela tuvo que ver con las reglas del deporte?
TL: es probable. Las reglas son muy pero muy complejas. Tanto el jugador de rugby como el “juez” necesitan tener en cuenta demasiados factores al momento de determinar si una jugada es legal o ilegal. Son muchos los factores que pueden alterar el fallo.
GA: ¿y qué me decís de la figura del Scrum?
TL: el Scrum es muy simbólico. Se basa en la unión de los brazos de 8 jugadores que empujan como 1.
GA: ¿y en cuanto al orden jerárquico y de estructura?
TL: para llegar a ser Capitán de un equipo de rugby son muchos los niveles personales y deportivos que se tienen que superar. Y para el resto del equipo, luego del entrenador, es la figura más respetada. La posición del Capitán es muy difícil. Es el nexo, el interlocutor, entre los jugadores y los entrenadores y entre los jugadores y el réferi.
GA: ¿es por eso que cuando un jugador comete una falta, el réferi se dirige al Capitán y no al jugador que cometió la falta?
TL: exactamente. El resto del equipo no está autorizado a dirigirse al réferi. Sólo lo hace el Capitán. Por eso siempre vas a ver al réferi llamando al Capitán del equipo y decirle “Dígale a su jugador que no haga esto, o que no vuelva a hacer aquello, etc.”.
Puede ser que un Capitán no esté del todo de acuerdo con un llamado de atención, o una advertencia, o cualquier situación en particular, pero si un entrenador o un réferi le piden que lo trasmita a sus jugadores, lo tiene que hacer convencido, sin dudar, ya que para los jugadores es la principal figura de respeto.

La charla de amigos con Tomás nos dio, de manera natural, mucha información para entender por qué Nelson Mandela eligió el Rugby para unir a su pueblo.
El Rugby significa muchas cosas, y entre ellas destaca Respeto (por los compañeros de equipo y contrincantes, por las reglas, por el juez, por la sentencia) Pertenencia, Hermandad, Fidelidad, Coraje y UNIÓN.

Cuando Mandela le pidió a Francois Pienaar que ganara la Copa Mundial de Rugby en 1995 gran parte de los seguidores del deporte, incluso Pienaar, sintieron que Mandela estaba pidiendo lo imposible.

En un principio ni siquiera el mismo Capitán del equipo entendió que todas las cualidades que él había aprendido durante su carrera en el deporte (Respeto, Pertenencia, Hermandad, Fidelidad, Coraje y Unión) fue lo que Mandela quería trasmitir a su pueblo. Quiso a través del deporte que los ciudadanos sudafricanos recuperaran su sentido de pertenencia.

A través del deporte logró lo que muchos consideraron imposible, la UNIÓN de un pueblo quebrado y en desidia.

Cerrando con una estrofa del poema de William Henley:
“En las feroces garras de la circunstancia, ni he gemido ni he gritado. Bajos los golpes del azar mi cabeza sangra, pero no se inclina”.


El entrenamiento del deporte es uno de los más exigentes que existen. Los jugadores son preparados para soportar el peor de los choques, pero más importante aún, son preparados para proteger al compañero hasta el último de los alientos. Sin importar cuán fuerte sea el dolor, cuan maltratado esté el cuerpo, aunque un corte sangre, el sentimiento de protección y UNIÓN significa que la cabeza del jugador de rugby nunca se inclina.

“No importa cuán estrecha sea la puerta,
Cuán cargada de castigos la sentencia.
Soy el amo de mi destino.
Soy el Capitán de mi Alma”.

 

Entrevista y Nota by Guadalupe Arias

Cortesía de Tomás Lamota

Parabatai Literario

Un punto en la oscuridad

La luna se apoderó de la mente dibujando una blanca sonrisa macabr ...

Leer más




La Tumba de los Vivos

El alma, en suerte de heroína, transforma los seres en ignorantes de la codicia, del conformismo y de ...

Leer más




¿Espinas tiene la rosa?

El ensortijado cabello recorre el cuello hasta asfixiar la mente de perni ...

Leer más




El Juego

La esperanza es un sentimiento enclaustrado. Un espacio remoto que permite olvidar. Depara un engañoso futuro.

Leer más





Arriba
© Copyright 2006-2018 Barilochense.com - Todos los derechos reservados

Barilochense.com no se hace responsable y puede no compartir ideológicamente con las notas y opiniones aquí publicadas.