ENTRAR
identificarme


Click aquí para registrarte
¿Olvidaste tu clave?

Bariloche, martes 27, octubre 2020
   │  » Ver pronóstico

Datos del Anunciante

Bariloche Gourmet

Cómo hacer masa madre casera para hacer pan

Cómo hacer masa madre casera para hacer pan





Cómo hacer masa madre casera [para hacer pan]
225GuardarPor Pequerecetas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 11 votos
Cómo hacer masa madre
Seguro que has escuchado hablar de la masa madre: que el pan queda mucho más rico, que es más digerible y liviano, que no produce acidez.. pero también seguro que escuchaste que es difícil de hacer, que hay que cuidarla mucho, que se estropea… en fin, de la masa madre natural se habla mucho, y podemos decirte que todas las cosas buenas que has oído son verdad; ¿y las malas? Pues verás que hacer masa madre es bastante más sencillo de lo que parece.

En este post te vamos a contar paso a paso cómo se hace; también cómo se conserva, y cómo se usa luego para hacer pan, u otras masas leudadas.


TEN EN CUENTA QUE LA MASA MADRE ES MUCHO MÁS LENTA QUE LA LEVADURA. Tus masas necesitarán mucho más tiempo para crecer, te aconsejamos preparar la masa un día para hornear al día siguiente.

La masa madre es un fermento natural hecho con harina y agua, que se usa desde la antigüedad sin necesidad de levaduras. Esto se debe a que los cereales tienen ya presente de manera natural un tipo de hongos unicelulares llamados Saccharomyces cerevisiae, que son los responsables de la fermentación de la cerveza y el vino, entre otras cosas.

La acción de los microorganismos presentes en el aire más la levadura (es decir los hongos de los cereales) crean un cultivo en el que los hongos prosperan alimentándose de los azúcares de la harina, y evitando que prosperen otros microorganismos no deseados. Una vez que la masa madre entre en fermentación, habrá que seguir «alimentándola» para que la fermentación no se detenga y para que se siga reproduciendo.

Cómo hacer masa madre casera [para hacer pan]
225GuardarPor Pequerecetas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 11 votos
Cómo hacer masa madre
Seguro que has escuchado hablar de la masa madre: que el pan queda mucho más rico, que es más digerible y liviano, que no produce acidez.. pero también seguro que escuchaste que es difícil de hacer, que hay que cuidarla mucho, que se estropea… en fin, de la masa madre natural se habla mucho, y podemos decirte que todas las cosas buenas que has oído son verdad; ¿y las malas? Pues verás que hacer masa madre es bastante más sencillo de lo que parece.

En este post te vamos a contar paso a paso cómo se hace; también cómo se conserva, y cómo se usa luego para hacer pan, u otras masas leudadas.


TEN EN CUENTA QUE LA MASA MADRE ES MUCHO MÁS LENTA QUE LA LEVADURA. Tus masas necesitarán mucho más tiempo para crecer, te aconsejamos preparar la masa un día para hornear al día siguiente.

 

 

Cómo hacer masa madre
Los ingredientes son muy simples, seguro que tenéis todo o casi todo en casa:

Ingredientes
Harina: puede ser de trigo o de centeno, pero debe ser integral. Esto se debe a que el hongo está presente en la cáscara de los cereales, que se encuentra solo en la harina integral. A partir del 3° o 4° día, cuando la masa habrá fermentado, podemos comenzar a usar harina blanca.
Agua: tiene que estar a temperatura ambiente.
Recipiente: bien limpio, de cristal o de plástico, más alto que ancho.
Hay diferentes métodos para hacer la masa madre: hay quien pone un chorrito de vinagre o de limón, quién una cucharadita de azúcar, quien pone pasas… pero solo con harina y agua es suficiente si seguís nuestras instrucciones.

Receta de la masa madre
Qué es la masa madre

Día 1
En el tarro que vamos a usar ponemos la misma cantidad de harina que de agua, en volumen. Es decir que si ponemos medio vaso de harina, pondremos medio vaso de agua. No os damos una cantidad precisa porque depende del tamaño del frasco que uséis, la masa va a crecer así que no debe quedar lleno.

Mezclamos bien hasta tener una masa líquida bien homogénea. Tapamos con un trapo limpio (no con la tapa del frasco porque tiene que respirar) y dejamos reposar 24 horas a temperatura ambiente, si es posible en un lugar templado.

Día 2
Puede que no notéis ningún cambio en la masa, o que veáis unas burbujitas muy pequeñas. En ambos casos está bien. Vamos a volver a añadir la misma cantidad de harina y agua que el primer día, removemos y volvemos a dejar reposar otras 24 horas, siempre cubierto con un paño.

Día 3
Pasadas 48 horas, el aspecto de la masa habrá cambiado: ahora sí veréis burbujas, puede que se haya formado una capa de líquido en la superficie con un color algo oscuro, y también puede que se perciba un olor un poco acre. Todo esto es normal, significa que la masa madre ha comenzado a fermentar. A partir del tercer día podéis utilizar harina blanca en lugar de la integral.

Vamos a retirar dos o tres cucharadas de la masa, quitando al mismo tiempo el líquido marrón que se ha depositado en la superficie. Una vez que hemos retirado parte de la masa, volvemos a añadir harina y agua, la misma cantidad que los días anteriores y volvemos a dejar reposar, siempre cubierta con un paño, otras 24 horas.

Día 4 y 5
Repetimos lo hecho en el día 3. Al cabo de 5 días, la masa madre debería estar lista. Tendrá un aspecto esponjoso, habrá duplicado su volumen, tendrá burbujas en la superficie y un ligero olor ácido. Desde ese momento la masa está lista para ser usada.

PEQUETIP 👉 La temperatura influye mucho sobre la fermentación; puede que en verano el proceso se cumpla en menos tiempo, y que en invierno lleve algún día más.

Cómo se conserva la masa madre
Si dejamos la masa madre a temperatura ambiente, tendremos que refrescarla, es decir renovarla repitiendo el día 3 (tirar una parte y volver a poner harina y agua), todos los días. Esto puede ir bien si la usamos a diario, pero en la mayor parte de los casos no es así, por lo que os aconsejamos conservarla en la nevera bien tapada. De este modo vamos a ralentizar la fermentación.

Si la conservamos en la nevera, una vez por semana tenemos que refrescarla para que no se eche a perder y para mantenerla viva y en salud por muchísimo tiempo. Entonces la retiráis de la nevera, la refrescáis como hemos visto (día 3), la dejáis que vuelva a fermentar doblando su volumen y en ese momento la tapáis y la volvéis a poner en la nevera.
Cuando la vais a usar, la sacáis de la nevera y la dejáis unas horas a temperatura ambiente para que las levaduras se vuelvan a activar. Si hace falta refrescáis antes de usar, tiene que estar en plena efervescencia. Cogéis la porción que vais a usar, refrescáis (día 3), esperáis a que vuelva a fermentar y de nuevo la guardáis tapada en la nevera.
Cómo saber si la levadura madre se ha puesto mala
Si tiene olor a podrido (no agrio, ni a alcohol, sino a podrido)
Se se le forma moho en la superficie a menudo a pesar de que lo quitas.
Hacer pan con masa madre
Hacer pan con masa madre

Ahora bien, os estaréis preguntando cómo se usa la masa madre. Pues hay que tirar de matemáticas pero es sencillo. Podemos usar cualquier receta de pan que nos apetezca, solo tenemos que reemplazar la levadura industrial por la masa madre. Y para hacerlo se usa algo llamado porcentaje del panadero:

En el porcentaje del panadero cada ingrediente de una receta se presenta como un porcentaje del peso del ingrediente principal (en panadería es habitualmente la harina), el que se sitúa como el 100% y el resto de ingredientes es referenciado como un porcentaje del ingrediente principal. Esto nos sirve para poder modificar las cantidades de cualquier receta sin perder las proporciones:

Por ejemplo:
En una receta de pan que lleva 1 kg de harina y 600 g de agua, el kilo de harina representa el 100% (porque es nuestro ingrediente de referencia), y el agua el 60%.

Ahora bien, normalmente se utiliza una proporción de entre un 20% y 40% de masa madre. En nuestro ejemplo, un 20% serían 200 g (recordemos que siempre tomamos como referencia la harina al 100%). Ahora tenemos que descontar la cantidad de harina y la cantidad de agua que tenemos en la masa madre, del total de la receta. Hemos hecho la masa usando siempre la misma cantidad de harina que de agua, por lo tanto en 200 g de masa madre, tenemos 100 g de harina y 100 g de agua. Los descontamos del total, y entonces tenemos que nuestra receta inicial ahora queda así: 900 g de harina, 500 g de agua, 200 g de masa madre.

Como nuestra masa madre está activada, no tenemos que hacer el prefermento o masa de arranque que se suele hacer con la levadura comercial. Simplemente mezclamos todos los ingredientes, sin amasar, los dejamos reposar media ahora, y luego si seguimos normal con la receta, amasando y dejando leudar como nos indique, teniendo en cuenta que necesitará mucho más tiempo que el que os puede indicar la receta con levadura común.

¿Se entendió? Pero si no queréis complicaros la vida, aquí os dejamos una receta lista para usar:

Receta de pan con masa madre
Ingredientes

200 g de masa madre
300 g de agua
500 g de harina de trigo blanca
2 cucharaditas de sal
Cómo se hace

Mezclamos todos los ingredientes sin amasar. Primero mezclamos la sal y la harina, luego las mezclamos con la masa madre, y vamos incorporando el agua de a poco hasta tener una masa pegajosa pero que se pueda amasar (puede que uses menos agua de la que indica la receta). Cubrimos con un paño y dejamos reposar 30 minutos.
Amasamos a mano o con la amasadora durante bastante tiempo, hasta que la masa esté elástica, que quiere decir que el gluten se ha desarrollado. Si coges un pedazo de masa y al estirarla se forma como una membrana transparente, sin abrirse, significa que el gluten se ha desarrollado. Esto puede llevar más de 10 minutos de amasado, por lo que si tienes una amasadora úsala.
Formamos una bola, la ponemos en un cuenco, cubrimos con film transparente y dejamos crecer hasta que doble su volumen. Puedes hacerlo por la noche y dejarla en la nevera de un día para el otro.
Al día siguiente, dejamos atemperar la masa y que vuelva a crecer, siempre hasta doblar el volumen.
Pasado este tiempo, volcamos la masa en la mesa enharinada, la amasamos un poco para que pierda el aire, y le damos la forma deseada. Lo ponemos sobre la bandeja en el que lo vamos a hornear (previamente aceitada), cubrimos con un paño y dejamos que doble su volumen.
Precalentamos el horno a 250°C. Dentro del horno en la base ponemos un bol apto para horno con agua, de esta manera conseguiremos que la corteza quede crujiente.Hacemos unos cortes superficiales sobre el pan con un cuchillo afilado (lo que se llama greñar el pan)
Bajamos la temperatura a 200ºC y horneamos durante 35 minutos. El pan está listo cuando le pegas unos golpes en la base y suena hueco, o mejor aún, si tienes un termómetro de cocina, su temperatura interior tiene que ser 92°C.Dejamos enfriar el pan en una rejilla.

 

 

Bariloche Gourmet

Fuente: www.pequerecetas.com
https://www.pequerecetas.com/receta/masa-madre/?fbclid=IwAR0HQlTEGSJtqWh4t4CwDshOFdoD70oCNZjUySGbye9-k5M8E7VJ283Cnjc

últimas notas

1/3

5 características básicas para identificar un buen café

En los últimos años se ha puesto de moda lo orgánico y uno presupone que un buen café, por tener a ...

Leer más




Canapés de queso y pesto de remolacha

Estos canapés son una estupenda idea, rica y muy original para esos picoteo entre amigos. Puede servir ...

Leer más




Sopa crema de zapallo y queso!

Sopa crema de zapallo y queso! Ingredientespara 2 porciones 2 trozos de zapallo 1 ceb ...

Leer más




Pasta Primavera

Esta receta de pasta es perfecta para aprovechar las verduras que están de temporada en primavera, aunque se puede adaptar a cua ...

Leer más




Diseñan plan para introducir el vino argentino en los mercados internacionales

En el marco de la pandemia mundial, el vino argentino ha registrado un crecimiento importante. De acuerdo con informació ...

Leer más




Lanzan campaña para acompañar la apertura de establecimientos gastronómicos

Con el objetivo de reactivar al sector gastronómico, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche ( ...

Leer más




Cervezas para hacerle frente al frío

Aunque lo común es relacionarlas con una linda noche de verano, la sommelier y bartender María Laura Ortiz nos cuenta c ...

Leer más




Como reconocer un buen Café

La fecha de tueste, el color, incluso el tipo de taza son determinantes a la hora de disfrutar del sabor de un café de c ...

Leer más




2 platos con carne para salir de la rutina

La presencia de carne en un plato suele ganar protagonismo. Además la proteína animal es la principal fuente de c ...

Leer más




1/6

5 ideas para preparar barritas de cereales en casa

Este tentempié dulce, energizante y rico en proteínas vegetales, requiere poco tiempo y conocimientos en la coci ...

Leer más




Trucha patagónica

Limpiar y despinar la trucha, abrirla almedio. Cocer a la chapa con oliva del lado de la piel. Salar. Darla vuelta. Hervir las papas co ...

Leer más




Recetas saludables y fáciles para el invierno - Potaje de legumbres

Potaje de legumbres Ingredientes: 1 lata de lentejas, garbanzos ½ cebolla ½ ají

Leer más




Cómo conservar los diferentes tipos de quesos

Partiremos de varias preguntas con las cuales tal vez se han enfrentado en su día a día cuando se trata hablar de queso. ...

Leer más




Manzanas al horno caramelizadas

Para terminar una buena comida este postre es ideal: fácil, ligero y delicioso. Combina la acidez de la manzana con el dulce del ...

Leer más




Cómo hacer pan de semillas casero

Pan de semillas casero y fácil Fácil 30 minutos Para 8 personas 0.2 €/persona

Leer más




Pan de pita en sartén: una receta de pan casero, riquísimo y sano

El pan de pita es un pan original del mediterráneo oriental. Éste se caracteriza por ser un pan blando y sin elevaci&oacu ...

Leer más




Guiso completo para días fríos

Llegaron los días fríos y con ellos estos guisitos que tantos nos gustan. Ingredientes

Leer más




1/4

Desayunos saludables y coloridos en primavera

Cuatro propuestas deliciosas y muy sanas para comenzar el día con buenos alimentos y mucho color en la mesa 1. F ...

Leer más




Postre de Yogur y Manzana con Granola

Este postre puede ser muy útil en infinidad de ocasiones. Lo bueno es que con ingredientes sencillos y muy poco esfuerz ...

Leer más




Bitácora AudioVisual #04 - JULIETA CARUSO - Cocinera

Tras recorrer diversas cocinas europeas y asiáticas, la chef barilochense Julieta Caruso volvió al país con el des ...

Leer más




1/6

Las mejores sopas de verdura para entrar en calor en invierno

No hay nada más reconfortante que una rica sopa cuando el frío hace de las suyas, por eso hoy te traemos las mejores sopa ...

Leer más




Receta de Solomillo de cerdo en salsa de cerveza negra

Solomillo de cerdo en salsa de cerveza negra, ¡receta de toma pan y moja! Combinando sabores como el de la cebol ...

Leer más




1/3

Quién fue el Negro Gonzaga, el descendiente de africanos que inventó la parrillada criolla

Fue uno de los chefs más respetados de su época, autor de los primeros libros de cocina que se hicieron best sell ...

Leer más




Tutorial técnicas de Barista para preparar un buen café

El Fórum del Café nos hace llegar este vídeo tutorial dónde una barista nos enseña cómo prepa ...

Leer más




Goulash con spätzle. Receta tradicional húngara

Ingredientes para diez personas Ingredientes para el goulash: 1.750 g ternera para estofar cortada a dados, 8 ...

Leer más




Muffins de Banana con Semillas de Linaza y Almendras

Muffins de Banana con Semillas de Linaza y Almendras Preparación: 20 min Ingredientes: 12 ...

Leer más




Medialunas Caseras

Ingredientes: Salen aproximadamente 3 docenas de medialunas. 1 kg harina tipo 0000 200 gramos ...

Leer más




GUISO DE CORDERO PATAGÓNICO

Ideal para estos días de frío INGREDIENTES 1 kilogramo(s) cordero patagónico ...

Leer más




Cómo hacer un locro en pocos pasos

Quizás una de las pocas tradiciones que puedan realizarse sin demasiadas modificaciones sea el preparado del locro criollo. En t ...

Leer más





Arriba
© Copyright 2006-2018 Barilochense.com - Todos los derechos reservados

Desarrollado por: foto-grafica-web
Barilochense.com no se hace responsable y puede no compartir ideológicamente con las notas y opiniones aquí publicadas.