identificarme


Click aquí para registrarte
¿Olvidaste tu clave?

Datos del Anunciante

IPA Ideas Paliativas en Acción

Tel: +54 (11) 60444743 / (298) 3520247
http://www.fundacionip ...



IPA Ideas Paliativas en Acción

La muerte en primera persona | Fundación IPA

La muerte en primera persona | Fundación IPA





En esta ocasión, me toca hablar de la muerte en primera persona. El 10 de julio pasado, mi papá falleció a causa de un tumor avanzando que le encontraron en el abdomen. Lejos estoy de querer hacer de este escrito una narración de lo que sucedió, pero lo cierto es que haber atravesado esta experiencia —en conjunto con familiares, amistades y profesionales de la salud— me ha permitido reflexionar, tanto voluntaria como obligatoriamente, sobre ciertas cuestiones asociadas al proceso de morir en nuestra sociedad. Eso es lo que quiero presentarles, una serie de pensamientos que he tenido a lo largo de este mes y medio y que quiero hacerles llegar de la misma forma en que me sucedieron: como un conjunto no ordenado de ideas con las cuales he tenido que enfrentarme, y que aún hoy continúo procesando psíquica y emocionalmente.

En principio, haber podido repasar todo lo sucedido en mi cabeza me permitió darme cuenta de cómo nuestra idea de la muerte no sólo se encuentra medicalizada, sino también atravesada por lo que podría llamarse una “espectacularización de la Medicina”. Tendemos a pensarnos muriendo en la cama de un hospital, de una enfermedad que amenaza nuestra vida. Pero, al mismo tiempo, la idea que tenemos de cómo eso sucede se encuentra mediada por consumos culturales específicos. Los shows televisivos sobre Medicina nos han hecho creer que los diagnósticos de enfermedades potencialmente mortales son siempre certeros y que una persona no puede convivir con un padecimiento de este tipo sin que haya una clara manifestación en un nivel orgánico.

Sin embargo, lo cierto es que, en ocasiones, esto no ocurre así. Mi padre tuvo uno de esos tumores que no avisan y que, cuando avisan, ya es muy tarde. Cualquiera que lo hubiese conocido dos semanas antes y hubiese visto su deterioro los días que estuvo internado se habría sorprendido. Sólo pocos días antes de ser internado comenzó a tener síntomas que uno podría considerar que significaban que algo definitivamente andaba mal, pero no iban más allá de una pérdida de apetito y fatiga (que uno, además, podía atribuir al hecho de que no estaba comiendo). Uno puede convivir con un tumor que lo está matando, y la enfermedad puede no presentarse de manera obvia.

Por otra parte, ya fallecido mi papá, tuve la oportunidad de experimentar todo eso que vivimos “quienes quedamos”, quienes sobrevivimos a esa muerte. Aquellas personas que estamos en duelo. Y aquí quiero destacar también la importancia, para el caso de encontrarse la persona internada en una clínica u hospital, de la comunicación interpersonal con los equipos de Salud. Mientras mi viejo se encontraba vivo, una médica oncóloga decidió tener una charla con mi mamá en la que le preguntó si no había percibido ningún síntoma. Mi mamá describió lo que comenté en el párrafo anterior, lo que toda la familia había vivido. La oncóloga le respondió que no podía ser, que esto tenía que ser de “larga data”.

Ese día, mi mamá volvió de la clínica con un nivel de culpa que no sólo no podría haber previsto, sino que también me afectó profundamente. Tanto ella como yo comenzamos a repasar en nuestras cabezas cada “llamado de atención” (que se nos aparecían ahora como tales, aunque efectivamente no lo habían sido) y nos castigamos creyendo que tendríamos que haber hecho más, que no supimos escucharlo, que de habernos dado cuenta, quizá, él seguiría vivo (algo incomprobable). Y esto es algo con lo que seguimos lidiando, pero no quería dejar de destacar lo siguiente: a quienes se dedican al arte de cuidar a otras personas, sepan que sus palabras no pasan desapercibidas. Sepan que, quienes no conocemos el mundo técnico de la Medicina, confiamos en ustedes con la suficiente seguridad para dudar de nuestra propia percepción y castigarnos psicológicamente por ello. Por este ínfimo comentario, el sentido que le dimos a la muerte de mi papá se vio atravesado por una sensación de culpa, que lamentablemente tiñó todas las etapas del duelo. Me parece importante, a raíz de esto, insistir con el hecho de que acompañar a alguien que está muriendo es mucho más que controlar los síntomas de la persona que padece la enfermedad. Decidir cómo y qué comunicar —y aquí les hablo principalmente a las personas que trabajan profesionalmente en el ámbito de la Salud— puede tener un impacto significativo en el bienestar de quien padece la enfermedad y de su entorno.

Me gustaría hablar también sobre la forma en la que decidí despedir a mi papá en el Instagram de @hablemosdemorir . Ahí marqué que, lejos de idealizarlo, consideraba que la forma en la que mi papá era recordado por quienes lo conocieron tenía que ver con quién fue en vida. Estoy absolutamente en contra de idealizar o demonizar a las personas cuando mueren. Mi papá fue eso, un ser humano, con sus errores y sus aciertos. Una persona cuyas creencias, muchas veces, eran compatibles con las mías y, muchas otras, no. Pero me alegró poder ver que, en los lugares donde trabajó como docente, se lo recordó precisamente por esa devoción que tenía por la educación.

Y hablando de recordar a quienes han fallecido, quisiera cerrar estas reflexiones contando un poco el “después”. De lo poco que charlamos con papá acerca de qué quería que hiciéramos con él cuando muriese, estuvo siempre rondando la idea de poner sus cenizas en una urna biodegradable. Así lo hicimos: se encuentra plantado en el patio de la casa en la que vive mi mamá, dando vida a una semilla de, irónicamente, el árbol de la vida. Fue sano para nosotros despedirlo así, como él quería. Esto tuvo sentido porque, desde que empecé a interiorizarme en estos temas, incité siempre a que mi papá y mi mamá hablaran abiertamente acerca de qué querían que hiciéramos con sus cuerpos cuando murieran. Gracias a eso, yo ya sé que mi mamá quiere que pongamos sus cenizas en otra urna y que la plantemos en una maceta al lado de donde están las cenizas de papá. Hablar sobre esto hace que todo sea más sencillo para quienes quedamos, para quienes tenemos que hacer el duelo.

Hablen, comuniquen lo que quieren, que por momentos pensamos que la muerte está muy lejos y en realidad se encuentra mucho más cerca de lo que queremos aceptar.

 

IPA Ideas Paliativas en Acción

Tel: +54 (11) 60444743 / (298) 3520247
Fuente: fundacionipa.org
https://fundacionipa.org/la-muerte-en-primera-persona/

Educar sobre la muerte, ¿asunto público o privado?

El sábado 13 de noviembre se llevó a cabo la Jornada “Enfermedad, muerte y duelo en la escuela: Hacia una pedagog&i ...

Leer más




El abrazo prohibido - Fundación IPA

Lo conocí aproximadamente en enero de 2020, fecha en que la pandemia era apenas una noticia de un mal muy lejano que parec&iacut ...

Leer más




Jornadas Virtual 'Enfermedad, duelo y muerte en la escuela'

🔜 CUÁNDO | 13 de noviembre - 09 a 17 hs 💻 DÓNDE | Virtual x Zoom 🎙️ PARA QUI ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #8: Furias huracanadas - Fundación IPA

Lidiar con una muerte enraizada en acciones humanas es difícil. Perder esa otra que se había aceptado inicialmente, tambi ...

Leer más




Para que me recuerden - Fundación IPA

—Me agarraste con las manos en la masa. —¿Qué andás haciendo, De León? —U ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #7: Claroscuros - Fundación IPA

El encuentro con lxs médicxs les deja el sabor amargo de la sospecha. Las dudas sobre la muerte de su bebé no duelen tant ...

Leer más




¿Quién cuida a quién? - Fundación IPA

Por Guadalupe Colombo Paz Manejo por las calles desiertas de mi ciudad, con su inaugurada cuarentena. Estreno esta sensaci&oacu ...

Leer más




Relato: Elisa | Fundación IPA

Tarde de viernes; últimas consultas. Se acerca una vecina para contarnos que su madre, Elisa, mayor de edad, no está nada ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #5: Palabras compartidas

Escuchar a otras madres le abrió un horizonte. Sus palabras la empoderaron lo suficiente como para convencerla de poder hacer al ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #4: Otras madres | Fundación IPA

Su marido quiere rescatarla de esa tristeza devoradora, pero no sabe cómo. La muerte no lxs atraviesa de la misma forma, ni lxs ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #3: Miradas compasivas

Las noches son demasiado cortas. El sueño, demasiado esquivo. Los días se encadenan entre sí confundiendo principi ...

Leer más




¿De qué hablamos cuando hablamos de eutanasia?

Con la aprobación del proyecto de ley de eutanasia en España, el tema ha vuelto a instalarse en la agenda pública. ...

Leer más




Para quienes ven donde el resto ni mira | Fundación IPA

¿El des asombro paliativo? Parecería que en los vínculos hay que desarmarse primero para rearmarse luego y ...

Leer más




El dolor no espera | Fundación IPA

Por Jorge Alberto Ramos-Guerrero Cuidar no espera: sobre el cuidado paliativo de niñas y niños en tiempos de pand ...

Leer más




Alba habla

Amar te sana, la lana se trama Por Melisa Wortman Alba deja de tejer. Pierde las ganas, la fuerza, o simplemente decide ...

Leer más




Una reflexión sobre el duelo con estudiantes universitarios en Vancouver, Canadá - Fundación IPA

Por Rafael Wainer Uno de los muchos efectos de pensar colectivamente el morir, y el después del morir, es visibilizar lo ...

Leer más




13 de noviembre | Jornada DUELO EN ESCUELAS (virtual)

Presentación de la jornada Somos FUNDACIÓN IPA (Ideas Paliativas en Acción), una ONG que se dedica a promo ...

Leer más




El primer hombre que se llamó Dionisio - Fundación IPA

El primer hombre que se llamó Dionisio. Un texto de Alejandro Nespral. a tu recuerdo, maestro, aunque no m ...

Leer más




Hacia una Pedagogía de la Muerte - Fundación IPA

En ocasiones me han consultado por qué —de todas las líneas de investigación posibles en Antropología ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #6: Un giro inesperado - Fundación IPA

La muerte se siente distinta. Se ha vuelto familiar. Se han resignado a tenerla entre ellxs, a que sea parte de su entorno y de sus con ...

Leer más




La casa - Fundación IPA

Llegamos al domicilio de Román para la primera consulta luego de que hubiera estado internado en el sanatorio. Era un hombre jov ...

Leer más




Cuidados Paliativos: Comprender al enfermo como un ser integral, más allá del cuerpo | Fundación IPA

La Dra. Graciela Jacob es socióloga, médica y especialista en cuidados paliativos. En ese orden. Su primer impulso, mient ...

Leer más




Vale oro | Fundación IPA

Martha, de 58 años de edad, vivía con su compañero de toda la vida, su hija y tres nietxs en un barrio alejado del ...

Leer más




La muerte: ¿una cosa de chicos? | Fundación IPA

Estábamos cenando cuando sonó el teléfono. Atendió mi mamá. Era mi abuela para contarle que su primo ...

Leer más




¿Me puedo ir? | Fundación IPA

Al llegar al domicilio de Jorge, me reciben en la puerta su esposa y su hijo, quienes me acompañan al dormitorio que da al frent ...

Leer más




Hermanxs | Fundación IPA

¿Cómo integrar a los hermanos y hermanas de niñas y niños que atraviesan una enfermedad grave? En l ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #2: Sentires desmedidos

La madre pide ver a su hijo por última vez. No necesita despedirse. Ya lo hizo. Algo en su interior la insta a enfrentar lo que ...

Leer más




Escenas de duelo perinatal #1: Lo impensado

Un deseo. Un corazón que comienza a latir. Una panza que se expande. Una identidad que asoma. Rutinas de sueño y vigilia ...

Leer más




El médico que decidió convertir en relatos la muerte y el duelo

El médico paliativista Alejandro Nespral, del Hospital de Bariloche, publicó “¿Morir duele?”, un libro ...

Leer más





Arriba
© Copyright 2006-2018 Barilochense.com - Todos los derechos reservados

Barilochense.com no se hace responsable y puede no compartir ideológicamente con las notas y opiniones aquí publicadas.